Mi Score

Mi Score es el instrumento óptimo que te permite conocer la puntuación de tu comportamiento crediticio.

Por tan sólo $58ºº complementa tu situación crediticia con Mi Score y aprovecha los beneficios que te ofrece al contratar:

  • Recibe tu comportamiento crediticio en un sólo número.
  • Conoce los factores que influyen en tus resultados.
  • Accede a mayores créditos mejorando tu puntuación con recomendaciones.
  • Compara tu situación frente a la población.

¡OBTENER MI SCORE AHORA!

Requisitos para obtenerlo

Ten a la mano la siguiente información de los créditos que tengas:

  • Tarjeta de Crédito: Último estado de cuenta.
  • Crédito Automotriz: Número de crédito e institución (Excepto si tiene más de 6 años de liquidación).
  • Crédito Hipotecario: Número de crédito e institución (Excepto si tiene más de 6 años de liquidación).

Conoce más cómo funciona

¿Por qué es útil entender la información?

Por que te ayuda a monitorear de manera más precisa tu situación crediticia y a entender como puedes mejorar tu puntuación.

Cuando lo obtienes, además de tu puntuación, se muestran recomendaciones de qué acciones tomar para mejorarla.

¿Cómo funciona?

Es importante que sepas que los resultados son dinámicos. La puntuación que obtienes, va cambiando a medida que haces uso del crédito. Un patrón de pagos puntuales en tu historial crediticio es uno de los factores que puede ayudarte a mejorar tu puntuación.

¿Qué información no se toma en cuenta para el cálculo de la puntuación?

  • Ocupación.
  • Salario
  • Historia de empleo.
  • Sexo.
  • Estado civil.
  • Edad.
  • Lugar de residencia.
  • Pago de obligaciones mensuales como renta, colegiatura, servicios, etc.

¿Cómo obtienes un puntaje mayor?

Lo primero que debes considerar es que mejorar tu puntuación es algo que está en tus manos. Aquí encontrarás algunos consejos prácticos.

La puntualidad de tus pagos

  • Paga a tiempo cada crédito, cuando dejas de pagar afectas tu historia de pagos y por ende tu puntuación.
  • Si te atrasaste en tus pagos, asegúrate de ponerte al corriente tan pronto como puedas y continúa así, pagando puntualmente en las fechas establecidas.
  • Ponte en contacto con los Otorgantes de Crédito si tienes problemas para pagar.
  • Algunos de ellos pueden ofrecerte un esquema de pagos que te permita modificar tu plan de pagos para no afectar tu historial crediticio.

Mantén bajo control el monto de deuda en tus créditos

  • Considera siempre tu capacidad de endeudamiento, con base en los ingresos que percibes y compromisos de pago adicionales, como por ejemplo: pago de colegiaturas, renta, luz, otros gastos que tienes de forma recurrente.
  • Usa el crédito de forma responsable. No olvides que cuando usas el crédito, adquieres la obligación de pagarlo en un futuro, úsalo a tu favor manteniendo el control adecuado de lo que debes y asegúrate de pagar más del mínimo siempre que puedas.

Nuevos créditos

  • No adquieras créditos que no necesites. Un número mayor de créditos podría ponerte en riesgo de perder el control de tus deudas en cada uno de ellos, si sólo tienes los créditos que utilizas podrás tener el control de las fechas y montos de pago en cada uno de ellos.
  • Cuando en tu historial crediticio tienes un número importante de cuentas nuevas abiertas en un corto tiempo, podrías afectar tu puntuación.